full screen background image

Cien toneladas de un peligroso residuo líquido pasaron por Tucumán en las últimas horas

77

Se trata de mercurio líquido, que proviene de la mina de oro Veladero, de San Juan, con destino a Alemania. Quedan otras 300 toneladas para enviar.

 

n las últimas horas, pasaron por Tucumán 100 toneladas de un peligroso residuo líquido de la minería, que es transportado en tres camiones con destino a Alemania.

El ministro de Minería de San Juan, Alberto Hensell, dijo que 100 toneladas de mercurio de la mina Veladero, «partieron el miércoles por la madrugada, rumbo a su destino final, Alemania,» y que en su recorrido, «se están cumpliendo con las normativas ambientales nacionales y provinciales».

El ministro dijo que «el cargamento de 100 toneladas de mercurio, es parte de las más de 400 toneladas almacenadas en forma líquida en la mina desde 2012, bajo estrictos controles ambientales».

El residuo, que se obtiene como «producto secundario en la extracción de oro», viaja en botellones de acero, colocados en contenedores, que son transportados en camiones y está transitando por seis provincias del noroeste argentino y nueve países hasta llegar a su destino final en una mina de sal en Alemania, donde quedará sepultado.

Según Hensell, el mercurio que «viaja en 3 camiones custodiados por movilidades especiales» y que «ya pasó por La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy», para cruzar a Chile por el paso de Jama y de ahí volver a tomar hacia el sur para ser embarcado en el puerto de Santo Antonio, a solo 108 kilómetros de la capital chilena de Santiago».

CLARÍN

Por barco «la carga pasará por nueve países, donde también se pidió autorización para transitar: Perú, Panamá, Bahamas, Estados Unidos, Holanda, Bélgica, Francia, Suiza y finalmente Alemania».

Estabilización

El residuo peligroso «recibirá un proceso de estabilización en Suiza, donde al mercurio líquido se lo transforma en sulfuro de mercurio para volverlo al estado sólido» y luego será trasladado a una de las cinco minas de sal que hay en Alemania, utilizadas para contener distintos tipos de desechos de plantas nucleares, donde quedará sepultado».

CLARÍN

El mercurio se usa para separar y extraer el oro de las rocas o piedras en las que se encuentra. El mercurio se adhiere al oro, formando una amalgama que facilita su separación de la roca, arena u otro material. Luego se calienta la amalgama para que se evapore el mercurio y quede el oro. (Télam)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *